síguenos en...

Misión, Visión, principios y valores


Misión

Mejorar el nivel de salud de aquellas poblaciones que se encuentran en situación de desventaja para afrontar su propio desarrollo. Llevamos a cabo actuaciones socialmente responsables que contribuyen a fortalecer la respuesta de los servicios sanitarios locales

Visión

Hospitales para el Desarrollo aspira a ser un referente en atención sanitaria especializada para países con recursos limitados, favoreciendo el intercambio de conocimientos entre los distintos profesionales y sistemas de salud. Apuesta especialmente por los procesos de generación de capacidades mediante la formación y evaluación de los profesionales.

Principios y valores

El principio que rige nuestra actuación es el de EQUIDAD en el acceso a la salud; por lo tanto, apoyamos fundamentalmente los servicios públicos de salud como garante de igualdad, y aquellos que se encuentren integrados en la red sanitaria nacional, para que cualquier persona, independientemente de su condición y situación, pueda acceder a unos servicios sanitarios de adecuada calidad.

Apostamos por la CALIDAD de nuestras intervenciones. Una sanidad para pobres no debe ser sinónimo de una pobre sanidad sino todo lo contrario; el respeto al ser humano es el motor que mueve todo nuestro conocimiento y experiencia y, especialmente, nos motiva a ofrecer una atención de máxima eficiencia y trato humano.

Apostamos por la PROFESIONALIDAD de las intervenciones, donde el compromiso personal  vaya unido a las competencias técnicas que se precisen.

Defendemos la UNIVERSALIDAD y el respeto a las diferentes formas de entender y leer una realidad determinada. Por tanto, no tratamos de imponer nuestras opiniones sino de observar, dialogar y consensuar aquellas intervenciones adaptadas a los diferentes contextos en donde se van a desarrollar.

Queremos ser PRESCINDIBLES y que llegue el momento en que no seamos necesarios y podamos retirarnos. Para ello, apostamos por los procesos de formación y de generación de capacidades locales, otorgando el máximo protagonismo a los beneficiarios de nuestra intervención.

Entendemos que debe ser un proceso bidireccional de IGUA A IGUAL, ya que las relaciones humanas se mueven por sinergias y aprendizajes mutuos.

La salud de las personas no debe ser objeto de comercio, ni un mercado sobre el que buscar pingües beneficios. La financiación conseguida irá dirigida a sufragar los costes de las intervenciones, y al servicio del propio objeto social de la organización, potenciando de esta manera un proceso de ECONOMÍA SOCIAL.

 

Utilizamos cookies propias con la finalidad de mejorar los servicios de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Acepto | Más información